SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE. Síntomas y recomendaciones.

sensibilidad productos quimicos

Muchas personas tienen un muy baja tolerancia a los productos químicos. Entonces, cuando se exponen incluso a una pequeña dosis de químicos, desencadenan una serie de reacciones que pueden ser molestas o incluso dolorosas.

Este tipo de hipersensibilidad se llama sensibilidad química múltiple (SQM) o incluso intolerancia ambiental idiopática. Si sospechas que tú o un familiar padecen esta enfermedad, te animamos a seguir leyendo ya que hablaremos de los síntomas, posibles causas y tratamientos para recuperar tu calidad de vida y la de tu familia.

¿Qué es la Sensibilidad Química Múltiple?

La sensibilidad química múltiple (SQM) es un síndrome crónico cuya raíz aún está bajo investigación, en el que la persona experimenta Reacciones adversas a la exposición a diversos productos químicos. en dosis muy bajas.

Los síntomas de SQM se presentan con intensidad variable. Y la mayoría de los casos reportados involucran reacciones a pesticidas y solventes orgánicos. En particular MCS no es una reacción alérgica ya que la alergia es una reacción inmunológica y la sensibilidad química múltiple produce una reacción multisistémica.

¿Cuáles son los síntomas y cómo se diagnostica?

Los síntomas de la sensibilidad química múltiple son diferentes y reales. La Asociación de Personas con Síndrome de Fatiga Crónica SFC y Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple SQM, señala que los síntomas más comunes que experimenta una persona con esta enfermedad son los siguientes.

Picazón en la garganta y tos seca

Algunos de los síntomas reproducibles comunes con la exposición química repetida son dolor de garganta y tos seca. La persona también puede experimentar ronquera, ronquera o ronquera después del contacto con dosis normales o bajas de sustancias químicas porque toda el área de la garganta se vuelve sensible a la exposición.

Dolor de cabeza y embotamiento de la cabeza.

Dolor de cabeza, pesadez o tensión en la cabeza, embotamiento o desorientación también son síntomas comunes de MCS. Dada una dosis normal o muy baja de una sustancia química, se puede desencadenar un dolor de cabeza casi de inmediato, que puede ser leve o intenso.

Mal estado general

Es común experimentar desmayos en todo el cuerpo, ansiedad, mareos y la sensación de estar realmente enfermo. Todas estas reacciones se correlacionan con el resto de síntomas que estamos presentando.

Náuseas y vómitos

En respuesta a la exposición a sustancias químicas previamente bien toleradas, el paciente experimenta reacciones en todo el sistema digestivo. Desde boca seca hasta vómitos, el paciente experimenta una sensación de dolor de estómago.

Lagrimeo, visión borrosa y picazón en los ojos

Debido a los episodios de ojos llorosos, visión borrosa y picazón en los ojos, muchas personas creen que lo que están experimentando es una alergia. Sin embargo, MCS no es una reacción a una sustancia específica, sino a un grupo bastante grande. Del mismo modo, es fácil confundirlo con una alergia, porque se producen trastornos nasales (picazón, ardor, sequedad, secreción nasal, estornudos).

Vértigo y desorientación

A pesar de estar en un ambiente estable y sin moverse, uno de los síntomas más comunes de la sensibilidad química múltiple es la pérdida de orientación y mareos. El paciente siente que puede caerse en cualquier momento y necesita apoyo para ponerse de pie o incluso sentarse. Además, debido a estos síntomas, la persona puede tropezar o caminar arrastrando los pies.

Dificultad para respirar y cansancio

La persona puede experimentar episodios repentinos de dificultad para respirar y fatiga. En particular, puede sentir que sus vías respiratorias están bloqueadas y de repente pedir ayuda.

Palpitaciones

Junto con la dificultad para respirar, comentada anteriormente, es común que el paciente experimente palpitaciones incontrolables cuando se expone a ciertos químicos, por lo que realizar actividades cotidianas como limpiar el baño con lejía se vuelve imposible.

Causas y posibles factores desencadenantes

Miembros de la Sociedad Española del Síndrome de Sensibilidad Central (SESSEC) sostienen que se desconoce la causa fundamental de esta patología. Sin embargo, en medicina, algunos expertos establecen una causa orgánica, mientras que otros argumentan que tiene un origen psicopatológico.

  1. Síndrome de Sensibilidad Central (SCS): Una de las teorías más aceptadas incluye esta patología dentro del complejo Síndrome de Sensibilidad Central (SSC). Como esto, se equipara a enfermedades como la fibromialgia, la fatiga crónica, el dolor de cabeza o la migraña de origen desconocido y también otras afecciones como colon o vejiga irritable.
  2. En caso de exposición a productos químicos: Muchas de las personas diagnosticadas con SQM han sido sobreexpuesto a productos químicos fuertes en la infancia o en la adolescencia temprana. Sin embargo, no es una causa definitiva.
  3. Predisposición genética: No hay evidencia de que exista una predisposición genética, pero se ha demostrado que las mujeres son más propensas a desarrollar este síndrome que los hombres. Actualmente se están realizando estudios sobre la relación entre el aumento de la permeabilidad intestinal y la SQM, ya que el sistema intestinal y el sistema nervioso central están íntimamente relacionados.

Tratamientos de Sensibilidad Química Múltiple

Primero, es importante establecer que no existe un tratamiento definitivo y probado para la sensibilidad química múltiple. Así como su origen está en el proceso de investigación, los tratamientos no son arbitrarios por ahora. En cambio, se recomiendan varios tratamientos para mejorar y controlar el SQM.

Control ambiental

El principal tratamiento preventivo de las reacciones de SQM consiste en evitar productos a los que el paciente haya desarrollado hipersensibilidad.

Hoy en día, no se conocen biomarcadores específicos para confirmar MCS, y así mismo, los síntomas y reacciones a ciertos químicos son muy diferentes. Por lo tanto, el paciente debe aprender a identificar el agente químico específico que desencadena las reacciones y evitarlo.

Aliviar los síntomas

Los especialistas destacan que al tratarse de una enfermedad crónica, tu tratamiento no es curativo. Por tanto, el abordaje se basa en tratar la aparición de los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Significa que si tiene dolor de cabeza por la lejía, puede tomar un analgésico para aliviar el malestar. Lo mismo si experimenta náuseas o mareos con los medicamentos correspondientes.

Enfoque de comprensión

Algunos especialistas han adoptado un enfoque integral que ha dado buenos resultados. Se prescribieron dietas terapéuticas. (en los que además tienen intolerancias alimentarias) y la disfunción mitocondrial y los cambios en la permeabilidad intestinal se trataron con oxigenoterapia y suplementación con antioxidantes. El uso de inmunoterapia específica para alérgenos respiratorios también ha sido de gran ayuda para mejorar la SQM.

Conclusiones

El Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple es una enfermedad reconocida por la comunidad médica en casi todo el mundo. Aunque las causas, síntomas y tratamientos no son específicos, todos los médicos recomiendan tratar la enfermedad con buenas medidas de control ambiental. En este sentido, es muy adecuado que los pacientes con SQM dispongan de todos los dispositivos para mejorar la calidad del aire y del medio ambiente en general, como por ejemplo: purificadores de aire, humidificadores Y deshumidificadores.

Referencias

  1. Afibrosal, ¿qué es la sensibilidad química múltiple?

Artículos que pueden interesarte

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Pilar Nadal
Pilar Nadal
Soy un especialista con varios años de experiencia en el tratamiento de humedades y calidad de aire de interiores. En esta web comparto mis conocimientos recomendando los mejores productos para disfrutar de un aire puro y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *